Pensando “out of the box”

En el anterior post hablaba de la revolución que ha causado la existencia de más gente, más países, más empresas, mayor producción, aumento de la esperanza de vida, etc. A pesar de la profunda frustración de las generaciones jóvenes por la falta de trabajo y las pobres condiciones en el mismo, comparada con siglos pasados, hoy vivimos mucho mejor.

Más cosas a las que acceder ligado con la facilidad para trascender con frecuencia e incluso permanencia las fronteras físicas y culturales que nos separan de otros países, ha producido una auténtica revolución en la consciencia colectiva.

Se ha producido un profundo cambio de expectativas y criterios, no solo en las sociedades liberales, sino incluso en las más rígidas”. Contemplamos el mundo con ojos distintos a los de nuestros padres, nos movemos, aprendemos y conectamos de una manera diferente.

El acceso a más recursos ha producido tal cambio que incluso las emociones de las personas están consiguiendo transformar tradiciones historias. Por ejemplo, en el mundo musulmán las mujeres hoy más educadas que en generaciones pasadas (aunque considero que quedan años luz de avance en este tema), ya no están dispuestas a aceptar los sacrificios sociales que su sociedad les impone. Un reflejo de esto es el auge en el mercado de moda dirigido a mujeres que usan la yihab, cubiertas o con velo que existe hoy día y  el aumento exponencial del número de divorcios en todos los países musulmanes.

Otro ejemplo de estos cambios en la consciencia colectiva es India, donde el divorcio estaba considerado algo vergonzoso mientras que hoy son cada vez más los que abandonan sus matrimonios arreglados por conveniencia de sus familias para embarcarse en la búsqueda del amor verdadero, solo basta observar el sin fin de empresas de anuncios matrimoniales que existe en dicho país.

[getty src=”479631955?et=NY81h6L3SL14UZqDkL9FDA&viewMoreLink=on&sig=db0RrSe0roPqAgVOPmVQ6-M6rFbfHu6Hi0ul-S7Zkhc=” width=”507″ height=”338″]

En países como Estados Unidos la revolución de la mentalidad les viene condicionada por la alta movilidad de los países en vías de desarrollo. La llegada de millones de jóvenes inmigrantes asiáticos e hispanos ha condicionado la manera de hacer política aquel país. Hoy día quien quiera acceder al poder en Estados Unidos tiene que conectar con los deseos de estos jóvenes cuyos ancestros se encuentran en lugares tan dispersos como remotos, obligando a sus dirigentes a conectar con los deseos y necesidades de los inmigrantes como llave de acceso al poder.

Hoy día los gobiernos de todos los países encuentran mucha dificultad en satisfacer las exigencias de la gente. La clase media de los países desarrollados se contrae mientras que la de los países en vías de desarrollo crece a ritmos vertiginosos. Ni en unos ni en otros es posible satisfacer los deseos de una población que crece más rápido que la economía. Por ejemplo, desde el 2009 en Chile son frecuentas las protestas de los estudiantes en demanda de una educación universitaria mejor y más barata pero realmente no fue hasta hace muy poco cuando estos consiguieron tener acceso a una educación universitaria. En China también son frecuentes las protestas por la mala calidad de los edificios de apartamentos, escuelas y hospitales que son de nueva construcción. A la gente ya no le vale el argumento del reciente acceso o reciente privilegio que está por desarrollar, lo quieren bien y lo quieren ya. Totalmente legítimo pero nadie sabe como satisfacer las pretensiones.

 

“Globalización, urbanización, cambios en la estructura familiar, la aparición de nuevos sectores y oportunidades, la extensión del inglés como lengua franca mundial: todos estos factores han tenido consecuencias en todas las esferas, pero han sido en las actitudes donde han causado el mayor efecto. De hecho, el mensaje que transmiten estos cambios es la importancia cada vez mayor de la ambición como motor de nuestras acciones y conductas. Desear una vida mejor es un rasgo inherente al ser humano, pero la ambición que lleva hacia ejemplos y relatos concretos de cómo puede ser mejor la vida – y no hacia una idea abstracta de mejor– es lo que empuja a la gente a actuar”.

Cuéntanos qué cambios has visto en tu país y/o entorno social que evidencian cómo la manera de pensar de la gente está cambiando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *