En vacaciones: STOP AND RESET

Sí Señores, el verano ya está aquí. Por fin merecidas vacaciones. Es hora de parar, abrir las ventanas y airear. De refrescar las ideas, de permitirnos soñar pero sobre todo atrevernos a planificar y hacer de las cosas una realidad. Stop pesimismo, y reset optimismoPor un momento, deja de ganarte la vida y vete a vivirla. 

Solo una mente descansada se siente con fuerza para cambiar el mundo y con la certeza de que lo conseguirá. Es en verano cuando surgen muchas de las ideas, cuando inician lo más grandes proyectos, cuando conseguimos poner ON HOLD el ritmo frenético del día a día y reiniciar el camino. Aprovecha, es hora de parar y… descansar…

Stop and reset es una filosofía para seguir durante esta temporada de descanso. Aquí va…

STOP. El ritmo acelerado y frenético de la vida y aprende el arte de vivir lentamente. De reconectar contigo y tu entorno, a encontrar ese lado de ti que disfruta de las cosas más sencillas de la vida. El ritmo tranquilo de la vida se siente desde dentro y para ello tienes que arañar el tiempo hasta encontrar aquello que te gusta de verdad, que te hace sencillamente feliz, que disfrutas sin complejos, que te hace ser únic@ y sencillamente tú.

 

STOP. El ruido y aprende a encontrarte en silencio. A estar el soledad. A darte largos paseos sin presiones, sin móviles, sin exigencias. A leer un libro, a terminar una película, a escuchar música. A encontrarte en soledad para aprender, escuchar y observar.

 

STOP. Dale la vuelta a tu cámara y stop la cultura egocéntrica de los selfies. Mira el mundo a tu alrededor, es más interesante que uno mismo. Aprende a conocer a tu gente, tu cultura y costumbres. Somos lo que somos como parte del colectivo al que pertenecemos. Rompe con el selfie, el mundo es más lo que tú haces por él que aquello que el mundo hace por ti. Vuélcate, deja que tus habilidades sean la luz que iluminen la imagen del mundo a tu alrededor.

 

STOP. Deja de preocuparte por el futuro, o preocúpate sabiendo que preocuparse es tan efectivo como masticar chicle para resolver una ecuación complicada de álgebra -no resuelve nada-.

 

RESET. Regalate momentos para descubrir algo nuevo, leer o aprender algo nuevo. Aprende a cocinar. Canta. Baila. Juega. No podemos disfrutar sino descubrimos. Dale rienda suelta la curiosidad, déjala escapar, es el momento. Alienta el impulso de querer levantarte y buscar más allá de lo desconocido. Sin curiosidad no hay posibilidad de salir mental y geográficamente de nuestro espacio.

RESET. Viaja, sal de tus casillas. Reiniciar las ganas de vivir, las ganas de cruzar, de conocer, de ver que hay después del mar. Viajamos para buscar nuevas ideas, para inspirarnos y reenamorarnos, y sobre todo para aprender nuevas maneras de hacer las cosas y de vivir la vida.

 

RESET. Relájate hasta que te encuentres entretenido y en paz. Disfruta siempre como joven sin expectativas por lo que viene, sin importar la edad que se tenga.

Llénate de experiencias que te enseñen a vivir la vida. Estamos de paso y, entre el miedo y el amor, solo nosotros decidimos como hacemos el camino. Si no me crees, solo observa…

Buen verano, nos vemos a la vuelta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *