Ambición por volar cual águilas

“No vueles como un ave de corral, cuando puedes subir como las águilas”

¿Lo has descubierto ya o prefieres seguir ignorándolo? Sí, es así ¡Lo sabes y ya no puedes seguir ignorando!. EL MUNDO ESTÁ EN TUS MANOS. Basta ya de tanto de conformismo y cómodo egoísmo, es hora de ilusionarse con la idea del “vamos a cambiar el mundo”, trabajar y dar ejemplo de que el cambio es posible. Que el cambio se expanda como el aleteo de una mariposa.

Cuando descubres que tu trabajo tiene un impacto en el mundo -por mínimo que sea- cuando sabes que puedes ayudar a otras personas -por poco que sea- entonces ya no puedes hacer la vista gorda.

Puedes quedarte allí sentado, callar y pretender que el mensaje no ha sido contigo. Prefieres ignorarlo, quedarte en una vida cómoda, pero por mucho que lo luches dentro de ti sabes que está en tus manos el hacer algo.

Sólo tú puedes hacer algo. El mundo es tuyo. El mundo está en tus manos.

Sí, entiendo que pienses que poco puedes hacer. Que tu aportación será insignificante. Que no conseguirás nada y que para eso es mejor no perder el tiempo.

Sí, entiendo que tengas ataques de objetividad y perfeccionismo, de entender más los obstáculos que encontrarás por el camino que las puertas que se abrirán. Pero, asúmelo, ninguno de los grandes héroes, inventores o liberales, pensaron que era racional conseguirlo. Simplemente tuvieron un sueño y lo persiguieron.

Las mejores cosas de la vida no son racionales, no son objetivas, no se pueden explicar. Que se lo pregunten al que invento la bombilla, o al que invento internet, o al que permitió que esté sentada en mi cama con esta cómoda laptop escribiendo este post.

En un viaje por San Francisco me contaron la historia de un mendigo que recogiendo monedas de 1 céntimo, a lo largo de los años, acabo siendo millonario. Imagina tú aportación a esté mundo como aquel céntimo que tiras en la fuente. No te cuesta nada ¿verdad?. Casi ni lo notas. Pero al cabo del tiempo entre tú y muchos, el mundo acabará cambiando. Simplemente así.

Todos tenemos un sueño y ansiamos el coraje para perseguirlo. Todos pertenecemos a una comunidad y a una globalidad sobre la que podemos impactar positivamente. En el mundo en el que vivimos no hay excusas para pensar como pueblerinos, hay que abrir la mente y expandirse, agrandar el corazón y hacerlo universal.
Todos tenemos derecho a volar. Mahatma Gandi decía “cuando hay tormenta los pajaritos se esconden, pero las águilas vuelan alto”. Pregúntate cómo quieres volar en la vida, ¿quieres volar bajo y seguro como las ave de corral o subir con coraje como las águilas?

Que el mundo sea un lugar mejor desde que esta en tus manos. El cambio depende de ti, depende de mi.

Si pudieras cambiar algo en el mundo, ¿qué cambiarías?

Con esta pregunta tan sencilla, y a la vez tan profunda, empieza SoulPancake (agencia de contenidos) el siguiente video para reflexionar acerca de nuestras vidas.

En el corazón de todo hombre, sin importar la época, la edad, el sexo, o el lugar, existe un deseo de cambio y una búsqueda constante de la felicidad. No hay nada de nuevo en este deseo. Sin embargo, el mérito está en quienes se arriesgan a intentar trasformar un simple ideal en algo real.

Si pudieras cambiar algo en el mundo, ¿qué cambiarías? ¿por dónde empezarías?

Comparte tu opinión con nosotros.

 

El cisne negro

 

Hay que sabérselas ingeniar.

Antes del descubrimiento de Australia, las personas del Viejo Mundo estaban convencidas de que TODOS los cisnes eran blancos, porque todos los registros históricos de los cisnes informaron que tenían plumas blancas. En este contexto, un cisne negro era imposible. A mayor frecuencia de un hecho, mayor será el impacto de lo inesperado.

Vivir con imaginación es desprenderse de las expectativas regulares, de las posibilidades y probabilidades. Todos los hechos o grandes inventos de las existencia de la humanidad han sido situaciones raras que nadie pudo hasta entonces prever con certeza: ni la gran recesión de los años 30, ni la crisis financiera de los últimos años, ni internet, ni desde el éxito de las ideas y las religiones, a la dinámica de los acontecimientos históricos, hasta los elementos de nuestra vida personal.

TODO en este mundo es posible. Creerlo empieza por aprender a darle la vuelta a la tortilla, aprender a enfocar la vida en base a eventos que pueden suceder y no los que creemos jamás sucederán.

Imposible es solo una opinión que basamos en la propia experiencia y nuestra capacidad de imaginación.

La visión del primer cisne negro fue una sorpresa interesante… Una sola observación puede invalidar una afirmación generalizada derivada de milenios de visiones confirmatorias de millones de cisnes blancos. Todo lo que se necesita es una sola (y, por lo que me dicen, fea) ave negra.

Autor: Nassim Nicholas Taleb.

 

 

 

 

La gente rara vez cambia.

La vida es muy larga y, sin embargo, la gente rara vez cambia. Quizás resulte irónico que diga esto en un blog que versa sobre motivación al cambio, pero es así. Por mucho que el tiempo pase o los signo de los tiempos cambien, la naturaleza humana y nuestras necesidades básicas serán siempre las mismas.

Todas las personas, hasta los seres más perversos, necesitamos perseguir una VERDAD -creer en algo, incluso cuando sea creer que no se cree en nada-, AMAR -conectar física, intelectual y sentimentalmente con otras personas-, y BELLEZA -armonía, sea cual sea el concepto o nivel de armonía y belleza-. Asimismo, todos y absolutamente todos compartimos los miedos más profundos, miedos inherentes a nuestra condición humana como el MIEDO a sentirnos rechazados, abandonados o solos.

El tiempo pasará, las modas cambiaran, ocurrirán nuevos acontecimientos en nuestra vida que nos harán madurar -a algunos-, definirnos como individuos, dirigir el timón de nuestra vida o dejarse llevar por la corriente, nuestros gustos podrán cambiar, dejaremos hobbies y encontraremos otros nuevos, quizás te enamores una vez o muchas veces, de la misma persona o de distintas, perderás amistades y ganarás otras nuevas, vivirás en la misma ciudad toda la vida o en mudanzas constantes, hoy usas una tecnología que mañana será sustituida por otra que aún está por llegar. Se crearan aplicaciones, robots pasaran a realizar parte de nuestras tareas diarias, mejorara nuestra calidad de vida, y sin embargo, nada de eso cambiará nuestra necesidad  de perseguir un ideal, de amar y sentirnos atraídos por la belleza y paralizados por el miedo a perderlo todo o no llegar a tener nada. ¿Qué tanto te conoces a ti mismo? ¿Creces o cambias? ¿Sabes identificar lo que te apaga o te despierta?

El ruido ensordecer del mundo y la búsqueda desquiciada y frenética por cosas o personas que nos hagan más felices y más completos, a veces, no nos permite ser conscientes que por mucho que las cosas cambien seguiremos siendo los mismos, por eso hay que prestar atención y trabajar en ser conscientes de cómo y quienes somos, conocernos profundamente en lo que nos inspira y nos despierta, nuestros miedos y la necesidad de superarlos, buscar la capacidad para hacerlo.

Es importante recordar esto cuando queremos emprender cambios, porque primero hay que conocerse bien para poder tomar las decisiones que en libertad te llevarán a perseguir lo que el propio corazón necesita.

Cada 365 días la tierra da una vuelta a la órbita del sol mientras al mismo tiempo gira sobre su propia órbita. Nadie duda que la vida da muchas vueltas: ¡toma tus riendas! Si tu no cambias, el mundo no cambiará.

 

El secreto para cambiar el mundo, lo que ya sabias.

¿Cuál es la fórmula secreta del emprendimiento? ¿Cómo puede una persona de la nada llegar a cambiar el mundo? ¿Por qué querría una persona sacrificar su comodidad ó un puesto de trabajo con tareas preestablecidas por aventurarse a llevar hasta el final una idea a la que quizás le ha llegado su momento? ¿Quién haría semejante locura?

Es verdad, quizás requiere un grado de locura sacrificar comodidad por algo que -por no hecho- es desconocido. Quizás ese es el mismo grado de locura y emoción que encuentra una persona cuando se lanza de un paracaídas…y aquí va la primera pista: VIVIR CON PASIÓN, se trata de encontrar aquello que te provoque adrenalina, ese subidón emocional que no te permite parar y te hace querer más y más, llevarlo hasta el final, cada vez mejor y cada vez un poco más, sin importar cuantas veces. Aquello que te causa emoción, que te inquieta y que sobre todo amas -aunque solo lo sepas tú-, que te asombra, que siempre te lleva a darle click al ratón, que te descentra y te hace imaginar.

¿Sabes a qué me refiero? Si la respuesta es no, es que nunca lo has vivido. Para de leer y vete a vivir a aventuras. En cambio, si sabes de lo que va la adrenalina y tienes ganas de sentirlo, quédate.

En el anterior post os dejaba la siguiente pista: SER CREATIVO, sueno un poco cliché, pero es así. ¡Para, suelta el boli y vete a buscar nuevas maneras de hacer las cosas!. Para mí, aprender a ser creativa empezó con la comparación. Atreverme a dejar mi trabajo, ponerme al límite de peligro al abandonar una seguridad e irme a viajar, caminar sin parar, ver países, hablar con gente. Aprender que era posible vivir de otra manera, y así fue como desde entonces decidí vivir jugando, reconectar con mi niño interior y los sueños del “cuando sea mayor…”, aquella niña que puede crear cosas nuevas en todo lo que hace y alcanzar siempre soluciones.

Y aquí la última pista: SER INCONFORMISTA. Solo alguien tan loco como para no aceptar la realidad como es y atreverse a querer que las cosas cambien, puede pararse y contradecir al mundo entero diciendo: ¡la tierra es redonda! cuando hasta entonces se pensaba lo contrario.

En realidad, estas tres cualidades – inconformismo, creatividad y pasión- se encuentran

-por si no te has dado cuenta, aquí va la formula secreta-

con la dosis correcta de MOTIVACIÓNY es que solo los locos consiguen cambiar el mundo.

a2add031db5cd927c1d65943783a4c6a

Disfrutar desaprendiendo lo aprendido

Kyle Cease es un comediante y orador motivacional que ha logrado emocionar a millones de personas a través de videos y charlas inspiradoras en youtube. En esta ocasión hizo el video que comparto y con el que pretende transmitirnos que no importa lo que los demás piensen de ti. 

Dentro de nosotros hay un niño con deseos y aspiraciones al que hemos reprimido y callado por temor a las opiniones ajenas y por dejar de luchar contra una cultura de conformismo. ¿Qué pasa con toda la gente en el mundo que simplemente quiere hacer más con su vida? Debemos entender que hay una parte creativa de nosotros que quiere salir y vivir el momento. Serás más feliz y exitoso si aprendes a conectar con esa parte de ti.

Trabaja en ti, sé excelente en lo que eres porque éste es el motivo por el que las grandes personas triunfan.

Eres lo que amas y no lo que te ama.